La vida es más extraña que en los cuentos!

domingo, 19 de octubre de 2014

Rendición

Agotamiento de pensar y de explicar cosas. 

Rendición ante la posibilidad de conocer otro ser humano,

o de volver a pasar por lindas y mágicas experiencias. 
Eso es para la gente más joven. Me digo. Para mi ya no volverá a suceder. 
Me rindo también a la posibilidad de calzar con todas aquellas cosas que yo misma esperaba para mi. 
Como mujer, la fe y la esperanza se pierden. O las mías al menos.
No quiero volver a tener fé. Me canso de tan sólo pensar en tener fé. 
Pero,
al menos algo bueno hay en todo esto, y es que cada vez me doy mas cuenta de que soy capaz de relacionarme desde lo real, sin la "documentación falsa de los enamorados" y sin las parafernalias y adornos totalmente fake que acompañan las conquistas. Eso es bueno, supongo, aunque igual me entristece a gran nivel, ya que, de alguna manera eso implica que no volverá a haber magia en mi vida... 
Me doy cuenta que en la medida q me voy haciendo mas grande, menos ropa me va quedando, porque menos fuerzas tengo para mostrarme de una manera que no sea yo realmente, menos ganas me quedan de relacionarme desde la pose o una postura inventada o defendida. 

A diablo la fantasía.

Hoy es un día de mierda.

Y mi banda sonora sería Chuck, a quien conocí el domingo recién pasado en providencia.

Orbuá.

jueves, 16 de octubre de 2014

ETTHNV

Desde mi tediosa rutina pienso, mientras me lleva la micro:

La vida no puede consistir en esto, la vida DEBE SER sublime, o llena de SENTIDO, o como mínimo un juego entretenido. 
Pero lo concreto es lo siguiente: Voy en una micro. Apretada. Asfixiada. Incómoda. Medio doblada. Indigna. Mareada. Tensa. Ansiosa. Preocupada. Atenta. Acalorada. Molesta. Invadida. 

¿Qué será lo importante de este momento? 
Valorar mis aprendizajes, valorar qué es lo que vale la pena rescatar y conservar en esta vida, y... seguir.
Seguir transitando hacia otra etapa, una en la que tenga menos cárceles. Porque así lo veo yo, jornada laboral de 8 horas = cárcel, transporte público = cárcel, comida que te venden en el supermercado = cárcel, ritmo de vida postmoderna = cárcel, estilo de vida que debes pagar mensualmente y caro = cárcel. 
Y todo eso que mencioné no es lo que yo quisiera. 
Yo quisiera una vida simple, humilde, sin lujos. O quizás con los lujos más grandes a los que podría alguien optar, a los cuales sólo un@s poc@s acceden: ser libre, plena, creativa, amada y feliz. Eso es todo. Ese es el secreto. 
Desde este pequeño escaño en el infinito universo, y aunque en este momento se me pueda ver formando parte de esta máquina-engranaje capitalista perversa, yo no me siento parte, no quiero ser parte y me quiero bajar. Y me voy a bajar. 
Me declaro En Tránsito Temporal Hacia una Nueva Vida (ETTHNV), en donde mis metas y logros serán batallas internas, en donde la meta es la coherencia, la consecuencia y la paz interna.
Y para concluir, páá, Stevie Wonder.

Chabela.

martes, 7 de octubre de 2014

Una paz luchando por quebrarse




En los primeros minutos,
 en las primeras horas,
en los primeros días,
en las primeras noches,
esperarás una respuesta.

De día,
verás muchas veces tu teléfono,
y tu mail,
esperando una respuesta,
mientras comes,
lo que encuentras,
a tu alrededor.

De noche,
 no lograrás dormir,
porque esperas,
que algo suceda,
que algo suene,
o algo truene,
o por último, que algo se quiebre,
y suene, para que lo sepas.

Y en los primeros días,
también dejarás de comer,
de incertidumbre.

 Yo no sé qué relación tendrá el hambre con las certezas que una tiene. Pero al parecer cuando hay certezas hace más hambre. Y cuando todo es incertidumbre el hambre deja de habitar el estómago y el cuerpo.

Lo otro ya lo dijo Enrique Lihn.

Chao.

lunes, 23 de junio de 2014

Mi propio Wiñol Xipantv

Primera vez que escribo desde este escenario.
Llevo escondida muchos días, algunos meses, días, semanas, horas que no volverán.
Ni siquiera sé si seré capaz de traducir a palabras lo que me ha pasado en estos días que no volverán, pero lo que sí puedo decir es que pocas veces en la vida me he sentido tan enferma del alma, del espíritu, del karma, de la rueda de las encarnaciones, del árbol genealógico o de lo que sea. Puedo decir inclusive, que en este periodo he sentido que mi vida no tiene un sentido (valga la redundancia). Desde aproximadamente 3 meses y un poquito más, mi vida consiste en: trabajar mucho para pagar mis gastos, soportar muchas horas de transporte público diario (3 horas diarias) y quejarme por tener nada de horas para disfrutar, para estar conmigo, para crecer y para crear, que es una de las cosas que más me gusta hacer en la vida.
Paradójicamente en mis trabajos, en ambos, (tengo 2 trabajos), me siento muy exitosa, siendo en ocasiones un referente de cómo hacer las cosas para el resto de mis colegas.

Entonces, la pregunta es la siguiente:
¿¡Qué es lo que está sucediendo conmigo?!

No me estoy dando el tiempo para estar en ese estado de ensoñación permanente que me caracteriza y en el que solía estar el 90% del tiempo. Me doy cuenta que hice de mi vida en este periodo TODO responsabilidades y NADA de ensoñación, idealismo, CERO imaginar escenarios fantásticos y ridículos. Mucho menos aún CREAR todo un mundo de fantasía a mi alrededor. Resulta que, al parecer, lo que perdí fue la conexión conmigo misma. Y eso, señoras y señores, es lo que jamás en la vida se debiera perder. Pero yo no quiero hablar desde los debería, sino simplemente honrarme. Honrar a la hermosa persona que yo soy, por respeto y honor a mí, así como también por respeto y honor a los que vendrán detrás de mí. ¿Cómo podría enseñar a mis hij@s a ser quienes son si frente a una dificultad yo he dejado de ser yo misma? (¿o me he abandonado?). No pues, no se puede.

Señoras y señores, llevo ya 5 años de sequía creativa y creo que esto ya no puede seguir siendo así. En los cuentos y diverso tipo de historias siempre habrá antagonistas. Siempre estará la bruja y por supuesto también la manzana, pero esto no puede convertirse en drama ni mucho menos en historia de terror. EL golpe está siendo fuerte esta vez, aunque la palabra que he encontrado más precisa para describir lo que me pasa es muerte. Me dejé morir como si así correspondiera y dejé en absoluto de ser yo, porque eso es lo que he estado viviendo desde hace un tiempo. Ni siquiera podría dibujar mi cara porque la he dejado de ver nítidamente. Ha sido todo un proceso de desdibujarme de quien realmente soy y así pues, resulta que andar 3 horas en micro no me pertenece, no lo quiero.
Trabajar más allá de mi jornada de trabajo no lo quiero. No me pertenece.
Sostener gastos habitacionales elevados no lo quiero. No me pertenece.
Y preocuparme por hacer el aseo o cocinar algo porque hay horarios para comer no lo quiero. No me pertenece.
Y pensar en si mi pensamiento, conducta, sensación y/o emoción son adaptativas no lo quiero. No me pertenece. ¿ADAPTARSE ERA LA CONDUCTA INTELIGENTE? ¡NO ME HUEVEEN!!

Y en resumen eso es lo que podría decir, que he estado siendo todo lo que NO quiero ser, lo que nunca he buscado ser y voy a luchar contra esto. No sé cómo partir, pero si hay personas que lo logran yo seré de esas personas. Y que esta etapa me sirva para dejar(me) en claro lo que no soy, lo que no quiero ser, lo que no seré. Lo que más me importa SOY YO y me vale hongo lo que para otr@s signifique esto. Porque la verdad es que sólo me tengo a mí en cada momento, porque cada alegría, cada dolor, cada verguenza, cada miedo y cada rabia la siento yo. y sólo yo sé qué es lo que siento, lo que quiero, y lo que es bueno para mí (aunque después me equivoque). Si está mi familia presente y a mi lado eso es suficiente, porque ya llevan años conociendo mis locuras, ensoñaciones y torpezas. La tribu, señoras y señores, aunque a veces sea como el forro, es lo que sostiene nuestras vidas. Pero ya me puse a hablar como si lo que me pasara a mi fuera aplicable a todas las personas así que sólo hablo por mí: La tribu es lo que ha sostenido mi vida y lo que la seguirá sosteniendo por siempre. Por tanto, NO ME IMPORTA NINGUNA LESERA MÁS QUE MI FAMILIA y nada estará jamás por sobre la relevancia que esta tiene. Me reconozco en cada mujer y cada hombre de mi tribu y decido llevar esa historia conmigo porque es lo que soy, es lo que siento y es lo que aprendí, sea como sea. Esa es mi raíz y recién hoy, a los 32 años, siento esta raíz. Y esta raíz lleva simpleza, goce, locura, risas, cabeza, amor, travesuras, música, libros, poesía, temor y rabia. Es así nomás y quiero decir también que ME CAEN COMO EL ORTO todas las personas que me dan consejos que no les pido, que creen saber algo acerca de la vida porque lo han leído en los libros, pero nunca les ha tocado tener las patas en el barro o el culo a dos manos o cualquier otra cosa penca de esas que nos pasan a las personas en la vida real. Hoy ME METO POR LA RAJA todo consejo que no he pedido, porque, quienes me conocen lo saben, cada vez que de veras quiero la opinión de otr@s en algún asunto que me preocupa, la pido, porque a veces mucho me sirve. Pero cuando no la pido no, así que para que sepan que en esas ocasiones me entra por una oreja y me sale por la otra. (Sólo pido consejos a quienes he visto resolver sus vidas con valentía y coraje)

Y la cosa es que quiero volver a estar abierta como un libro. Franca y espontánea como me da orgullo ser cuando decido expresar lo que siento y pienso.

Sólo estoy dispuesta a cargar con mis propias mañas, y si estas les molestan, desde ahora me vale nada. No volveré a pedir disculpas por como soy o por cómo resuelvo las cosas porque, por lo general SIENTO MUCHA CONFIANZA EN MÍ. Confío en mí, y en mi criterio. Y esto me enorgullece mucho, ya que también he sentido inseguridad en épocas pretéritas y en estos últimos meses. Hoy no. Porque ya sé lo que quiero, aunque más certero sería decir que sé lo que no quiero, ni hoy ni nunca. Y nunca nadie en el mundo podrá hacer que esto sea distinto, porque es mi vida, yo la vivo, yo decido.

Quisiera también agradecer a quienes me conocen y aceptan y aman. Sobretodo porque yo sé que paso por etapas de claustro que son difíciles de entender y llevar. No voy a pedir perdón por eso porqe yo soy así nomás. Lo que sí quisiera recalcar es que a quienes amo, saben que pueden contar conmigo, sostenerse en mí cuando cojean y por sobretodo saber que en ningún momento los estaré juzgando por ser quienes son. Somos así nomás!!

Adiós Fa vieja, hola hola Fa vieja también pero más choriza.

Gracias totales.





domingo, 23 de febrero de 2014

Desgano de Occidente

Hay un trozo del cuerpo que me falta
o un trozo de alma que me sobra
extraño algo o alguien casi antes de saber qué es
no me importan las pantallas ni el horario ni la distancia ni el aturdimiento

yo decidí que todo esto pasara
y decidí que el mar se calmara cuando esto sucediera

nadie nota que llevo un collar de fa
y es porque nadie se detiene a observarse o reconocerse los gestos
cuando tanto dice de mí ese artefacto
cuando haría posible descubrir tantos secretos

Descubrí
hace poco
que podría encontrar el agrado en cualquier actividad
Descubrí que podría barrer las calles, vender diarios
atender un mesón, contestar un teléfono y mandar cartas y mails
atender personas, vender palomitas, cortar entradas de algo
hacer el aseo, limpiar baños, hacer capacitaciones, entregar conocimientos...

Todo eso
O nada de eso
Y en todas esas cosas podría llegar a decir que me gusta lo que hago
Porque siempre llega el momento en el que me gusta

No hay actividad menos importante, creo
Y me agrada verlo como ahora

Hay algunas cosas eso sí que siento muy sublimes
Como por ejemplo el crear
tal cosa sigue siendo para mi un tipo de actividad que no se compara con nada
y tan poderosa que hasta ahora ha construido el mundo
y lo seguirá haciendo hasta nuevo aviso.


todo eso
todo eso resuelto 
hasta que alguna persona, 
que no tiene incorporada en su psiquisimo 
la idea de que para mi no signifique tanto un cartón.

entonces noto el peso de lo "esperable", 
de los mandatos sociales, que moldean nuestro pensamiento.

entonces vuelvo a sentir desgano de occidente.
y me sigue molestando el asunto de las monedas en vez del trueque.


Eso nomás, porqe me dolió la cabeza
y no me qiero psicotizar

Gud Nait
 

domingo, 9 de febrero de 2014

De ser parte, globalización y otros demonios

Rara vez me sentí parte de esto, 
de los juegos, 
del curso, 
de mis amigos (hombres, por cierto). 

Había algo así como destellos de pertenencia 
y lo más probable es que se hayan dado en una de esas conversaciones trascendentes qe tenía con mi madre 
o mi hermana 
o Diego. 

Pero con el paso del tiempo hubo cada vez menos ocasiones para compartir esos puntos de vista. 
Con el paso del tiempo o de los años 
alguna parte de mi misma fue conquistada por la globalización, 
o como llamarlo, 
por la vida misma, 
por conductos regulares. 

Me cuestiono ahora 
y culpo 
por haber creído cosas que no eran ciertas y que parecían serlo, 
como por ejemplo 
que el paso por la universidad te asegura algo importante, 
que el asistir a ciertos lugares permite tener una mejor comprensión del funcionamiento de las personas, 
que estar sola es malo 
o bien qe es valiente, 
que el amor es abarcable 
por la ciencia o la psicología 
y existe alguna forma de entendimiento para eso;
que es necesario 
o urgente 
en algún punto de la vida 
alcanzar cierto estatus y hacerlo evidente

En el fondo parece que voy encaminada a cuestionar que las cosas tienen un orden lógico, 
predictibilidad 
o coherencia. 

Hoy para mí no es así. 
Y si alguna vez lo creí, 
hoy me siento inmensamente feliz de tener esta conciencia. 
(bueno quizás la palabra inmensamente es una exageración) 

Siento qe se ha abierto una dimensión enorme en mi cerebra 
Y que va a permitirme alcanzar cosas sumamente relevantes. 
Es casi como sentir un nuevo nacimiento. 

Pero probablemente sea un delirio. 
Así que adiós.
 

martes, 8 de octubre de 2013

Rino Love

Lindolindo léeme y ríete, 
teclea y saca la vuelta.
Escóndete pa que no te miren feo.
Pero que pésimo que te miren feo porque sos tan lindo vos. 
Quien te mire feo se irá al infierno, te lo digo yo.
Y mañana o pasao o cuando sea te leo yo.
Y mañana o pasao o cuando sea te espero yo, con un tecito deslavao y sin azúcar, 
pa calentar las manitos,
y pa que saquemos la vuelta los dos.

La señorita del Medio, la señorita del Miedo

A la señorita le da miedo una cosa
le dan miedo dos cosas
le dan miedo tres cosas.
Todas las cosas le dan miedo.

A la señorita le dan miedo todas las cosas.
Y cuando eso pasa ella se arranca de la lluvia, 
para que no la borre.
(porque cuando se tiene mucho miedo el cuerpo se pone transparente, y unas pocas gotas bastan para hacer desaparecer cualquier alma)

Entonces figúrese usted cómo lo hace.
Se levanta y no se baña, no puede.
Si va al lago sólo lo puede ver de lejos.
Si quiere llorar se aguanta, sería fatal.

Y así transcurren sus días,
sólo observando todas las cosas (líquidas) que más desea,
para no desaparecer.

domingo, 7 de julio de 2013

Fa Nida

Acelerada.

Casi siempre y desde hace algún tiempo se me pude ver así, acelerada.
Como si me faltaran los minutos y las horas, 
o los días 
o las instancias 
o los espacios
para lograr MIL y unas cosas que quisiera lograr,
o que DEBIERA lograr,
o que me imagino que sería bueno lograr.

Y qué es lo que pasa realmente?
Que así escapo.
Huyo de lo que pide mi corazona a gritos 
y que es lo único que más me importa en la vida.

Y qué es eso?
Qué es lo que más me importa en la vida?
Lo que más quiero yo?


Un Nido.
(Familia, Nido y Pajarit@s que nazcan de mí)

Por eso soy Fa Nida.
Para que aunque sea mi nombre 
me traiga el calorcito que tanto tanto tanto 
tanto tanto tanto tanto tanto
anhelo.

martes, 28 de mayo de 2013

El cuerpo del miedo

Mi cuerpo es el cuerpo del miedo. 
Y lo he descubierto esta noche.

Mi postura, 
músculos, 
huesos 
y piel, 
están marcados por el miedo. 

De la cintura para arriba, 
soy como de ladrillo 
o cemento. 
O algo así,
bien duro y frío.

(De la cintura para abajo aún conservo el calor)

Tengo miedo de que me invadan el espacio 
o todos los espacios.
Tengo miedo de encontrar todos los cabos sueltos.
Tengo miedo de que descubran que tengo un botón de apagado.

Esta noche siento 
que soy un bonsái de mi misma,
como si una fuerza extraterrestre me impidiera expandirme 

en todo
lo que podría alcanzar 
a ser.

(y a continuación la canción más correspondiente)
Buenas Noches!