La vida es más extraña que en los cuentos!

martes, 16 de diciembre de 2014

Alerta de Tsunami

Sucede que los icebergs que llevo en el pecho 
(que tod@s llevamos, asumo)

se estarían azotando contra el esternón

pero por dentro.



miércoles, 3 de diciembre de 2014

El invento de Disney

No me conoces.
Ni sabes de mi existencia.

Pero yo 
decidí que
voy a pensar en ti hasta que algo pase. 

Algo así como que,
por ejemplo, 
me llames por teléfono.

Voy a pensar en ti hasta que vengas a tocar mi puerta
en código morse.

Voy a pronunciar tu nombre como un mantra,
hasta que no signifique nada
porque,
me gusta mucho tu nombre
y el sonido que sale de mi boca 
al pronunciarlo
me trae un poquito de paz.

Voy a gritar tu nombre 
en mis sueños 
hasta que me escuches
y vengas a preguntarme por qué te estoy gritando.

Y si después de todo eso
no pasa nada.
Si después de los 
pensamientos,
los gritos 
y los mantras
no pasa nada,
entonces sabré que eras un invento mío
o de disney
para hacerme sentir menos sola.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Secreto



Hay cosas que suceden sólo una vez.



Como conocer un alma gemela con quien escuchas una banda como Engineers, mientras conversas acerca de muchas cosas mientras se hace de noche y de día y de noche y de día.



Luego pasa que algo se quiebra para siempre, y lo quisieras reparar, pero no se puede porque no sabes cómo y ya no eres valiente, como antes, y sientes mucho miedo. Y tienes algunas ideas de cómo se podría reparar pero no concretas ninguna, porque las cosas han cambiado y sabes,



sabes que que eres la única/el único que siente esto,



y que nadie más en la historia lo sabe ni lo siente.



Y sabes,



que vivirás una historia futura en donde guardarás todo lo que verdaderamente te pasa como un secreto.


viernes, 31 de octubre de 2014

3


Terrícolas tod@s:

A veces tienes que meter la pata hasta el fondo para cambiar la dirección.

Esto no es ficción.
Lo aprendí recién ahora.
Sucede.


Así que lo único que puedo decir es: que Dios nos bendiga cuando eso sucede, porque el camino es bien oscuro.


Sayonara.

lunes, 27 de octubre de 2014

Informe

No sé qué fue lo que perdí, pero lo perdí para siempre.

Ya no comparto mi vida con un otro, o con much@s otr@s.
Ya no celebro nada de lo que hago, 
como solía hacer hasta hace tan poco tiempo,
en donde cada mínimo detalle
lo consideraba un milagro maravilloso.

Mi vida solía ser una fiesta que compartir, 
en donde el orgullo era parte importante de mi itinerario
orgullo de mi nombre
orgullo de mis quehaceres
orgullo de mis creaciones
orgullo de mi oficio
orgullo de mis artefactos.

Ahora 
nada es fiesta.
Todo es responsabilidad
hacer cuadrar cuentas
hacer como que me importa el trabajo
hacer como que me importa tener una profesión
hacer como que comprendo las lógicas 
satánicas
de la adultez
y otro centenar de ridiculeces y fomedades varias
no varias, infinitas.

Yo me pregunto
Dónde me fui?
Dónde me dirijo ahora
para encontrarme?
Cómo pasó esto?
Por qué me quedé en silencio?
Vacía?
Informe?

Ahora que soy "esto" no logro verme 
ni reconocerme
como yo misma.
Miro mi rostro en el espejo y no veo más que una masa informe.
Y eso me está doliendo bastante.
Siento como si estuviera siendo atrapada por mi misma
por dos brazos enormes que me agarran desde el centro del cuerpo
y me intentan tirar hacia abajo
hacia el infierno
hacia mi propio infierno
hacia lo más fome y oscuro
como queriendo impedir que despegue los pies del suelo.

Pero cómo?!
si lo que yo mejor sé hacer es no tener los pies en el suelo!!!!!!

Ser esto,
vivir este estancamiento,
es quizás lo más doloroso que me he provocado yo misma.

viernes, 24 de octubre de 2014

Warnken

Eres mi héroe.



jueves, 23 de octubre de 2014

Radio Flá

Estoy teniendo pesadillas.

Muchas.

Me atacan cada noche desde hace un tiempo.

En la de anoche el mar me tragaba de manera feroz.



Y hablando de sueños,

siempre he soñado con tener un programa de radio, en donde pueda hacer sonar mis bandas sonoras del momento.

Y como se me anda escabullendo la creatividad, dejo que hable la música.

Este es Peter Gabriel, en Génesis.



No sé qué más decir.



Buenas Noches.



domingo, 19 de octubre de 2014

Rendición

Agotamiento de pensar y de explicar cosas. 

Rendición ante la posibilidad de conocer otro ser humano,

o de volver a pasar por lindas y mágicas experiencias. 
Eso es para la gente más joven. Me digo. Para mi ya no volverá a suceder. 
Me rindo también a la posibilidad de calzar con todas aquellas cosas que yo misma esperaba para mi. 
Como mujer, la fe y la esperanza se pierden. O las mías al menos.
No quiero volver a tener fé. Me canso de tan sólo pensar en tener fé. 
Pero,
al menos algo bueno hay en todo esto, y es que cada vez me doy mas cuenta de que soy capaz de relacionarme desde lo real, sin la "documentación falsa de los enamorados" y sin las parafernalias y adornos totalmente fake que acompañan las conquistas. Eso es bueno, supongo, aunque igual me entristece a gran nivel, ya que, de alguna manera eso implica que no volverá a haber magia en mi vida... 
Me doy cuenta que en la medida q me voy haciendo mas grande, menos ropa me va quedando, porque menos fuerzas tengo para mostrarme de una manera que no sea yo realmente, menos ganas me quedan de relacionarme desde la pose o una postura inventada o defendida. 

A diablo la fantasía.

Hoy es un día de mierda.

Y mi banda sonora sería Chuck, a quien conocí el domingo recién pasado en providencia.

Orbuá.

jueves, 16 de octubre de 2014

ETTHNV

Desde mi tediosa rutina pienso, mientras me lleva la micro:

La vida no puede consistir en esto, la vida DEBE SER sublime, o llena de SENTIDO, o como mínimo un juego entretenido. 
Pero lo concreto es lo siguiente: Voy en una micro. Apretada. Asfixiada. Incómoda. Medio doblada. Indigna. Mareada. Tensa. Ansiosa. Preocupada. Atenta. Acalorada. Molesta. Invadida. 

¿Qué será lo importante de este momento? 
Valorar mis aprendizajes, valorar qué es lo que vale la pena rescatar y conservar en esta vida, y... seguir.
Seguir transitando hacia otra etapa, una en la que tenga menos cárceles. Porque así lo veo yo, jornada laboral de 8 horas = cárcel, transporte público = cárcel, comida que te venden en el supermercado = cárcel, ritmo de vida postmoderna = cárcel, estilo de vida que debes pagar mensualmente y caro = cárcel. 
Y todo eso que mencioné no es lo que yo quisiera. 
Yo quisiera una vida simple, humilde, sin lujos. O quizás con los lujos más grandes a los que podría alguien optar, a los cuales sólo un@s poc@s acceden: ser libre, plena, creativa, amada y feliz. Eso es todo. Ese es el secreto. 
Desde este pequeño escaño en el infinito universo, y aunque en este momento se me pueda ver formando parte de esta máquina-engranaje capitalista perversa, yo no me siento parte, no quiero ser parte y me quiero bajar. Y me voy a bajar. 
Me declaro En Tránsito Temporal Hacia una Nueva Vida (ETTHNV), en donde mis metas y logros serán batallas internas, en donde la meta es la coherencia, la consecuencia y la paz interna.
Y para concluir, páá, Stevie Wonder.

Chabela.

martes, 7 de octubre de 2014

Una paz luchando por quebrarse




En los primeros minutos,
 en las primeras horas,
en los primeros días,
en las primeras noches,
esperarás una respuesta.

De día,
verás muchas veces tu teléfono,
y tu mail,
esperando una respuesta,
mientras comes,
lo que encuentras,
a tu alrededor.

De noche,
 no lograrás dormir,
porque esperas,
que algo suceda,
que algo suene,
o algo truene,
o por último, que algo se quiebre,
y suene, para que lo sepas.

Y en los primeros días,
también dejarás de comer,
de incertidumbre.

 Yo no sé qué relación tendrá el hambre con las certezas que una tiene. Pero al parecer cuando hay certezas hace más hambre. Y cuando todo es incertidumbre el hambre deja de habitar el estómago y el cuerpo.

Lo otro ya lo dijo Enrique Lihn.

Chao.